Encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada

Encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada

El equilibrio entre el trabajo y la vida privada es probablemente algo que escuches a menudo – y describe un objetivo con el que cualquiera que haya estado empleado se relaciona. Porque, afrontémoslo, hay más en la vida que el trabajo, no importa cuán gratificante sea tu trabajo o tu carrera.

Sin embargo, el verdadero equilibrio entre trabajo y vida privada puede parecer poco práctico o incluso una fantasía. Una cultura en la que “trabajar duro” se promueve a menudo como el mejor camino hacia el éxito no siempre deja espacio para lograr otras necesidades y objetivos. Y luego está la cuestión obvia de que no todo el mundo puede permitirse económicamente reducir las horas de trabajo.

El equilibro entre ka vida y el trabajo

Hacer malabares con la necesidad de ganar dinero y llenar el deseo de tener intereses, actividades y compromisos no laborales es un desafío. El equilibrio perfecto entre trabajo y vida privada probablemente no existe – lo que parece depende en gran medida de lo que te conviene a ti y a los que están cerca de ti.

Lo ideal es que su vida profesional y personal se apoyen y se fortalezcan mutuamente. Ya sea para la familia, el estudio, los hobbies, la diversión, la socialización o la relajación, disponer de tiempo y energía para centrarse en las actividades que le gustan y en sus relaciones es crucial para su bienestar. Suena obvio, pero crear una verdadera separación entre pedir la vida laboral y la vida familiar es probable que reduzca el estrés de un área que afecta a la otra -incluso pequeños cambios en los acuerdos laborales pueden marcar una gran diferencia.

Tal vez sea posible trabajar desde casa a veces, o ajustar las horas para poder pasar más tiempo con la familia o perseguir otros intereses. Tener una charla abierta y honesta con tu equipo – junto con tus compañeros y familiares – puede ser muy útil para mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

Un hombre trabaja con su portátil en un café

Si trabajar horas extras se convierte en la norma y no en la excepción, o si necesita más flexibilidad, hable con su gerente o supervisor sobre sus preocupaciones. Asumiendo que son humanos, deberían entender de dónde vienes.

Dejar el trabajo “a tiempo” no siempre es posible. Los períodos de trabajo, los plazos ajustados o los períodos de actividad intensa pueden hacer que sientas la necesidad de ir más allá de las horas normales. Trabajar más tiempo no significa necesariamente que seas productivo, a veces querrás decir “no” a ciertas peticiones, y eso está bien. La planificación previa de actividades para después del trabajo puede ser una buena manera de organizarse mejor para salir a tiempo.

Author Image
Martín Joseph

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *